MILENIALS: TURISME GASTRONÒMIC

Los mileniales impulsan el turismo culinario

El turista gastronómico que llega a España viaja en pareja y tiene entre 25 y 34 años

Cada tour culinario cuesta, de media, 89 euros

Ana Muñoz Vita Seguir

Cuando se viaja ya no es suficiente conocer las zonas más turísticas de forma superficial, si no que se busca sumergirse por completo en el día a día del lugar que se visita. El turismo gastronómico ofrece la posibilidad de conocer la historia y la cultura de un país a través de su cocina, y por eso, es una tendencia en auge.

El 15% de los 75 millones de turistas que llegan a España colocan la gastronomía entre sus grandes intereses, según un informe presentado por Devour, empresa española que se dedica a organizar recorridos culinarios. El estudio pone de manifiesto el peso económico de este tipo de viajeros, que gastan, de media, 89 euros en este tipo de tours. Esta cifra se añade a los 138 euros que, según la encuesta de gasto turístico del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada en enero, gasta cada turista que llega a España durante su estancia. Quienes optan por este tipo de turismo, dice el informe, tienen una mentalidad abierta y están interesados en aprender en profundidad sobre el lugar que visitan, y están dispuestos a realizar este desembolso a cambio de una experiencia única.

La constante búsqueda de experiencias novedosas es algo que caracteriza a estos viajes y también a sus principales clientes: los mileniales. Estos son los que más impulsan el turismo gastronómico, ya que suponen el 43% de los viajeros. Este grupo de edad resulta especialmente atractivo. Suelen viajar en pareja, por lo que cuentan con dos sueldos, y no tienen hijos, por lo que pueden permitirse actividades más costosas.

En el 48,6% de los casos, los viajeros atraídos por las rutas gastronómicas proceden de EEUU. Los estadounidenses solo representan el 2,7% del total de turistas extranjeros que llegan a España. Su peso en este tipo de turismo se debe a que, al cruzar el charco, prefieren visitar las principales ciudades, en especial Madrid y Barcelona, y buscan experiencias más auténticas, ya que la oferta de sol y playa no les atrae tanto como a los turistas europeos. Tras los estadounidenses, los británicos son la segunda nacionalidad que más se apunta a estos recorridos. Si se suman los turistas australianos y canadienses, el 80% de los clientes son anglosajones, en parte debido a que la mayor parte de los tours se ofrecen en inglés.

Otro de los valores añadidos del turismo culinario es que sus clientes se hospedan en hoteles, y un 91% de estos lo hace en establecimientos de cuatro o más estrellas, mientras que menos del 9% opta por alojamientos de categoría inferior. El estudio de Devour pone de relieve que el turista gastronómico es un visitante de calidad, dispuesto a hacer un mayor desembolso en el país que visita a cambio de una experiencia mejorada. Los mileniales se decantan por apartamentos particulares y priorizan la ubicación al hecho de alojarse en un hotel.

http://cincodias.elpais.com/cincodias/2017/04/18/fortunas/1492539147_597355.html

 

Encara no hi ha comentaris.

Deixa un comentari

Vostè ha de ser connectat per publicar un comentari.